Saltear al contenido principal

Un dulce ‘viaje’ a las Bardenas Reales de Navarra

Un Dulce ‘viaje’ A Las Bardenas Reales De Navarra

La nueva creación del Restaurante Remigio se llama ‘Erosion en Bardenas’, y más que un postre, es un guiño a nuestra marca de identidad como pueblo y a la importancia que tiene el turismo para esta región y más concretamente al denominado ‘desierto más grande de Europa’: las Bardenas Reales de Navarra.

Hemos querido cuidar cada detalle: el postre se sirve emplatado en una fuente de arcilla real que imita el suelo y su erosion. Ha sido diseñado por las artesanas Ariane García y Sonia Javierre de la academia D-FORMA Tudela que también nos han ayudado con el molde del ‘Cabezo de Castildetierra’, parte fundamental del postre, han conseguido un trabajo muy logrado que complementa y redondea el plato.

Tal y como recoge el portal de Turismo de Gobierno de Navarra: http://www.turismo.navarra.es: “En Bardenas Reales, la erosión de sus suelos de arcillas, yesos y areniscas ha esculpido caprichosas formas creando un mundo de apariencia casi lunar poblado de barrancos, mesetas planas y cerros solitarios.” Desde hacía un tiempo nos rondaba la idea de elaborar un plato que fusionase gastronomía, entorno y naturaleza y qué mejor que Bardenas para englobar todos los conceptos en uno sólo.

Una nube sobre el plato erosionado de arcilla es lo primero que ve el comensal. Una vez en la mesa comienza ‘una tormenta’ de sopa de chocolate, cerezas, regaliz, y hierbas de Bardenas como el tomillo o el romero que descubren el secreto: Castildetierra. Elaborado en base a un biscuit glacé de cebada tostada y achicoria acompañado con ‘caracoles’ de manjar blanco y Mantecadas de Salinas® que le aportan una textura a tierra y casi consiguen transportarnos al mismo desierto.

Hemos querido trasladar al comensal a los paisajes semidesérticos que son el resultado de un clima caracterizado por veranos calurosos, inviernos fríos y largos periodos de sequía interrumpidos por las lluvias. Además del fuerte viento, conocido aquí como “cierzo” que es uno de los responsables de los paisajes abruptos, cañones y barrancos, producidos por su erosión.

 

Te invitamos a abrir boca con este vídeo, pero para sentirlo de verdad, tendrás que probarlo…

Volver arriba